Breaking News

lunes, 2 de febrero de 2015

JUAN CARLOS I DE ESPAÑA

Juan Carlos I de España (Roma, Italia, 5 de enero de 1938) fue rey de España desde el 22 de noviembre de 1975 hasta el 19 de junio de 2014, fecha de su abdicación y del acceso a la jefatura del Estado de su hijo Felipe VI. Ostenta de forma vitalicia la dignidad de rey de España y continúa siendo capitán general de las Fuerzas Armadas en la reserva, aunque no ejerce funciones constitucionales sino solo protocolares como miembro de la Familia Real.

Fue proclamado el 22 de noviembre de 1975, tras la muerte de Francisco Franco, de acuerdo con la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado de 1947. La Constitución española, ratificada por referéndum popular el 6 de diciembre de 1978 y promulgada el 27 de diciembre del mismo año, lo reconoce expresamente como rey de España y legítimo heredero de la dinastía histórica de Borbón, otorgándole la jefatura del Estado. 

La Carta Magna confiere a su dignidad el rango de símbolo de la unidad nacional. Anteriormente a su proclamación, había desempeñado funciones interinas en la jefatura del Estado durante la enfermedad de Franco.

A lo largo de su reinado, el rey ha gozado de un elevado apoyo popular tanto en España como en Iberoamérica. Sin embargo, en 2012 esta tendencia cambió de forma drástica y el apoyo se redujo hasta el punto de que, en abril de 2013, un 53 % de la población desaprobaba la forma en que desempeñaba sus funciones, aunque manteniendo una valoración positiva superior con respecto a las diferentes partes del organigrama político español.

El papel del rey durante la Transición española y su intervención para frenar el intento de golpe de Estado de 1981, su apoyo a la unidad europea y su contribución a la hora de estrechar relaciones diplomáticas, han sido objeto de diversos homenajes, reconocimientos, premios y galardones internacionales como el Premio Carlomagno (1982), el Premio Félix Houphouët-Boigny para la Búsqueda de la Paz de la Unesco (1995), la «Medalla de la Democracia» de la Universidad Yeshiva (1997),4 el Premio «Estadista Mundial» de la Fundación Appeal of Conscience (1997)5 o el Premio Estatal de la Federación Rusa (2011), entre otros. Sobre su papel durante los primeros años de su reinado, la revista Time publicaría que el rey Juan Carlos surgió «como uno de los héroes más improbables e inspiradores de la libertad del siglo XX, desafiando un intento de golpe militar que buscaba subvertir a la joven democracia posfranquista de España».

El 2 de junio de 2014, anunció su abdicación de la corona de España. El 19 de junio de 2014 le sucedió su hijo, Felipe, tras la aprobación de la Ley Orgánica 3/2014, de 18 de junio, por la que se hace efectiva la abdicación de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I de Borbón, tal y como establece el artículo 57.5 del texto constitucional.

Fortuna personal
En septiembre de 2012 el diario The New York Times publicó un artículo titulado «Un Rey escarmentado que busca la redención, para España y su Monarquía». En el texto, difundido cinco días después84 de que el monarca visitara al periódico para explicar la situación española y mejorar la imagen del país,85 se indicaba, entre otros datos, que «la fortuna de la Familia Real española ha sido estimada en hasta 2.300 millones de dólares [casi 1.800 millones de euros]». Fuentes del diario neoyorquino indicaron posteriormente que el cálculo no había sido producto de una investigación propia, sino que se basaba en un promedio de cifras ya publicadas.

Las únicas publicaciones que, hasta esa fecha, habían incluido una cifra para la fortuna del rey de España, habían sido la revistas Eurobusiness (2000 y 2002) y Forbes (2003). Precisamente, esta última justificó la inclusión del monarca español en sus listas de 2003 por el dato que un año antes había publicado Eurobusiness. Eurobusiness fue la primera en hablar de 1.790 millones de euros en la lista que publicó en 2002 con las 400 personas más ricas de Europa. Aunque en el suplemento anterior, publicado en el año 2000, el rey ya había aparecido con una fortuna estimada en unos 1.681 millones, el dato pasó desapercibido y las reacciones no llegaron hasta que se publicó el número del año 2002, donde se afirmaba:

La familia del Rey Juan Carlos heredó un número importante de propiedades en España y en otros lugares de Europa, incluyendo una en la isla de Mallorca [...]. También recuperó obras de arte. Pero la fuente más importante de la fortuna de la Familia Real española procede de una fundación organizada, a finales de los 40, para la restauración de la monarquía por el General Franco.El Rey tiene una fortuna personal valorada en 545 millones de euros y controla bienes familiares por valor de otros 1.136 millones de euros.

En aquella ocasión el Gobierno y la Casa del Rey sí tuvieron conocimiento de la información y reaccionaron desmintiéndola. El embajador español en Reino Unido, país en el que se editaba la revista, envió una carta al director de la misma en la que le transmitía «el estupor de la Casa de Su Majestad el Rey de España» y calificaba de «disparatada» la estimación de Eurobusiness, a lo que añadía la posible explicación al «erróneo» cálculo de la revista:

La disparatada cifra de 1.700 millones de euros sólo se puede explicar por haber entendido ustedes, erróneamente, que los bienes públicos propiedad del Patrimonio Nacional, del Estado español, son propiedad privada de Su Majestad el Rey, lo cual es evidentemente inexacto [...] Su Majestad efectúa anualmente, como el resto de los españoles obligados a ello, las correspondientes declaraciones de renta y patrimonio.

Sobre la cuestión de si los bienes inmuebles de Patrimonio Nacional fueron incluidos en la estimación de la fortuna, el artículo de The New York Times sentencia: «una suma [los 2.300 millones de dólares] que sus defensores afirman que fue inflada por la inclusión de propiedades del gobierno».

La prensa generalista española que analizó la información sobre la supuesta fortuna, coincidió con el dictamen del Gobierno, calificando el dato de «exorbitante» e «inverosímil», de «cálculo incorrecto», «cifra equivocada» e «inflada» o de «chocante».

Vida privada y familiar
Familia real española
Armas de Borbón-Anjou.svg
Escudo de armas del rey de España, Felipe VI
El rey Juan Carlos
La reina Sofía

Descendencia
El 14 de mayo de 1962 se casó en Atenas con la princesa Sofía de Grecia y Dinamarca, con la que ha tenido tres hijos:

Elena de Borbón y Grecia, infanta de España y duquesa de Lugo; n. 20 de diciembre de 1963. Casada con Jaime de Marichalar y Sáenz de Tejada en 1995, del que se divorció en 2010.
Felipe Juan Froilán de Marichalar y Borbón, grande de España; n. 17 de julio de 1998.
Victoria Federica de Marichalar y Borbón, grande de España; n. 9 de septiembre de 2000.
Cristina de Borbón y Grecia, infanta de España y duquesa de Palma de Mallorca; n. 13 de junio de 1965. Casada con Iñaki Urdangarin Liebaert en 1997.
Juan Urdangarin y Borbón, grande de España; n. 29 de septiembre de 1999.
Pablo Urdangarin y Borbón, grande de España; n. 6 de diciembre de 2000.
Miguel Urdangarin y Borbón, grande de España; n. 30 de abril de 2002.
Irene Urdangarin y Borbón, grande de España; n. 5 de junio de 2005.
Felipe de Borbón y Grecia, rey de España como Felipe VI; n. 30 de enero de 1968. Casado con Letizia Ortiz Rocasolano en 2004.
Leonor de Borbón y Ortiz, princesa de Asturias; n. 31 de octubre de 2005.
Sofía de Borbón y Ortiz, infanta de España; n. 29 de abril de 2007.

Vida privada
A raíz de la polémica surgida por la cacería del rey en Botsuana en abril de 2012, se apuntó, desde determinados ámbitos periodísticos, que los reyes harían vidas separadas,90 91 extremo que no ha sido confirmado por la Casa del Rey. La prensa española, periódicos extranjeros como Bild, La Stampa y Middle East Times International así como la periodista Pilar Eyre en su libro La soledad de la reina y el ex director del periódico ABC, José Antonio Zarzalejos, señalaron también una posible relación sentimental de varios años del rey con Corinna zu Sayn-Wittgenstein,92 hechos que fueron negados por esta última.

La residencia oficial de la Familia Real es el Palacio Real de Madrid, pero se reserva para las ceremonias oficiales. Los reyes residen en el Palacio de La Zarzuela y la familia del príncipe Felipe reside también dentro del recinto de la Zarzuela, en una construcción reciente llamada Pabellón del Príncipe. La infanta Elena vive en una residencia privada en Madrid y Cristina reside en Ginebra desde el verano de 2013.

En la época estival, la Familia Real reside en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca, pero para las ceremonias oficiales se reserva el Palacio Real de La Almudaina.
Títulos, honores y nombramientos

Durante su reinado
La Constitución Española, en su título II, artículo 56, párrafo 2, designó el título de rey para Juan Carlos I, pudiendo hacer uso de otros títulos y dignidades, generalmente referidas a entidades históricas, y que han estado tradicionalmente asociadas a la Corona española:108

Rey de España, de Castilla, de León, de Aragón, de las Dos Sicilias (referido a Nápoles y Sicilia), de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Menorca, de Jaén, de los Algarves, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas Canarias, de las Indias Orientales y Occidentales y de las Islas y Tierra Firme del Mar Océano;
Archiduque de Austria;
Duque de Borgoña, Brabante, Milán, Atenas y Neopatria;
Conde de Habsburgo, Flandes, el Tirol, el Rosellón y Barcelona;
Señor de Vizcaya y Molina;
Etc.109
Rey Católico (o Su Católica Majestad)
Capitán General de las Fuerzas Armadas, de las que ostenta el mando supremo;
Soberano Gran Maestre de la Insigne Orden del Toisón de Oro;
Gran Maestre de la Real y Distinguida Orden de Carlos III;
Gran Maestre de la Real Orden de Isabel la Católica;
Gran Maestre de la Orden del Mérito Civil;
Gran Maestre de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio;
Gran Maestre de la Orden de San Raimundo de Peñafort;
Gran Maestre de la Orden de Cisneros;
Gran Maestre de las órdenes militares de Montesa, Alcántara, Calatrava y Santiago, así como de otras órdenes militares menores o condecoraciones de España.
Caballero de la Orden de San Javier, la Orden de San Jenaro, la Orden de la Anunciación, la Orden de la Jarretera y Orden del Imperio Británico (desde 1988);
Bailío Gran Cruz de Justicia con Collar de la Orden de Constantino y Jorge de Grecia, y Honor y Devoción de la Soberana Orden de Malta;
Gran Collar de la Orden de la Reina de Saba (Imperio etíope) y de la Orden de Pahlaví (Imperio de Irán);
Gran Cordón de la Suprema Orden del Crisantemo del Estado de Japón;
Gran Cruz de la Legión de Honor y de la Orden Nacional del Mérito;
Hermano Mayor de la Hermandad del Santo Entierro de Sevilla, de la Real Cofradía del Santo Sepulcro y de la Soledad de Villarrobledo y de las Reales Maestranzas de caballería de Ronda, Granada, Valencia, Sevilla y Zaragoza;
Miembro de la Real Asociación de Hidalgos de España.
Premio Félix Houphouët-Boigny para la Búsqueda de la Paz de la Unesco;
Premio Carlomagno.

Después de su reinado
Tras abdicar, Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia mantienen con carácter honorífico y de forma vitalicia el título de reyes, y reciben tratamiento de majestad y honores análogos a los establecidos para los príncipes de Asturias, que son los herederos de su Corona.110

Capitán General en la reserva de las Fuerzas Armadas.

Nombramientos en homenaje al rey
Numerosos lugares, infraestructuras y objetos han sido nombrados en homenaje al rey Juan Carlos I, en la propia España, así como en el resto del mundo. Entre los más significativos están: la Base Antártica Juan Carlos I en la isla Livingston (Islas Shetland del Sur), el Buque de Proyección Estratégica Juan Carlos I (perteneciente a la Armada Española), el Parque Juan Carlos I en Madrid, la Universidad Rey Juan Carlos en Móstoles o el Centro Rey Juan Carlos I de España (The King Juan Carlos I of Spain Center) en Nueva York (Estados Unidos).

Cine y televisión
A lo largo de los años, la figura de Juan Carlos I se ha convertido en personaje de películas y telefilmes en España, pudiendo mencionarse los siguientes:

Mortadelo y Filemón. Misión: salvar la Tierra (2008), interpretado por Toni Albà.
20-N: Los últimos días de Franco (2008), interpretado por Fernando Cayo.
23-F: El día más difícil del rey (2009), interpretado por Lluís Homar.
Adolfo Suárez, el presidente (2010), interpretado por Fernando Cayo.
Alfonso, el príncipe maldito (2010), interpretado por Fernando Gil.
Felipe y Letizia (2010), interpretado por Juanjo Puigcorbé.
Tarancón, el quinto mandamiento (2010), interpretado por Álex Tormo.
23-F: la película (2011), interpretado por Fernando Cayo.
Los días de gloria (2011), interpretado por Ángel Hidalgo.
Sofía (2011), interpretado por Jorge Suquet.
El Rey (2013), interpretado por Fernando Gil.111