Breaking News

martes, 19 de junio de 2012

MARCO VIPSANIO AGRIPA

(?, 63 a.C.-?, 12 a.C.) General y político romano. De origen oscuro, apoyó a Julio César en la guerra civil contra los herederos de Pompeyo, y así mismo a Octavio en su lucha contra los asesinos de César, primero, y contra Marco Antonio. Habilidoso estratega, suplió las carencias militares del gran político que fue Octavio. En el 31 a.C., mandó la flota de Octavio en la decisiva batalla de Accio, que derrotó a las escuadras de Marco Antonio y la reina Cleopatra de Egipto. 

En el año 21 a.C. casó con Julia, hija de Octavio (convertido ya en Augusto), cuyos tres hijos varones, Agripa, Cayo y Lucio, fueron adoptados por el emperador. Convertido en el principal consejero de Augusto, éste le confío la defensa de la Galia, amenazada por las incursiones de los germanos; también puso fin a la guerra de los cántabros en Hispania.

Legado 
Agripa también fue conocido por su faceta de escritor, y especialmente en lo que respecta a la geografía. Entre los escritos que realizó existen referencias a una autobiografía que, desgraciadamente, se ha perdido. Marco Vipsanio Agripa fue, junto con Cayo Mecenas y el propio Octavio Augusto, un personaje central en la creación del sistema imperial del Principado, que gobernaría al Imperio romano hasta la Crisis del siglo III y el nacimiento del Dominado. De entre sus descendientes, su nieto Cayo sería conocido en la historia como el emperador Calígula, y su bisnieto Lucio Domicio Ahenobarbo gobernaría como el emperador Nerón. 

Matrimonios y descendencia
Agripa tuvo varios hijos con distintas esposas: Primera esposa, Cecilia Ática Vipsania Agripina (primera esposa del Emperador Tiberio). Segunda esposa, Claudia Marcela la Mayor Vipsania Marcela Tercera esposa, Julia la Mayor (hija de Augusto) Cayo César Vipsania Julia o Julia la Menor Lucio César Agripina la Mayor (esposa de Germánico) Agripa Póstumo (hijo póstumo) Varios de los hijos de Julia fueron luego adoptados por su abuelo Julio César Augusto y convertidos en sus herederos, por lo que su nombre cambió de Vipsanio Agripa a César. Cayo y Lucio, herederos del Imperio por parte de Augusto, fueron nombrados Principis Iuventutis.

No obstante, murieron de causas naturales por lo que la herencia del Imperio recayó en Druso (quién murió de un accidente) y posteriormente en Tiberio, que finalmente sucedería a Augusto. Druso y Tiberio eran hijos del matrimonio anterior de Livia, la esposa de Augusto, y también fueron adoptados por este.