Breaking News

jueves, 7 de junio de 2012

ARIEL BRACAMONTE

Lima, 1990, Hijo de Myriam Fefer dejó su carrera de Arquitectura. expresa que busca ser periodista para comunicarse y ayudar a la gente. 

Cambio en su vida. 
Ariel Bracamonte Fefer, hijo de la asesinada empresaria judía Myriam Fefer, se dedicará al periodismo y señaló que le gusta la crónica policial. Bracamonte Fefer expresa que se decidió a ser periodista debido a que “quería comunicarse con la gente y poder ayudarla”. Bracamonte dejó su carrera de arquitectura debido, según dijo, a que esta era una profesión muy solitaria. Actualmente se encuentra estudiando el primer ciclo de periodismo en la universidad particular de Ciencias Aplicadas (UPC) de la ciudad de Lima, en el Perú.

Nada con el Espectáculo 
“Me gusta la política, me gustan las crónicas policiales (...) menos el espectáculo”, manifesta. Refirió que tiene preferencia por las crónicas policiales debido al conocimiento que ha adquirido en el marco de la investigación policial y judicial por el asesinato de su madre. 

Vida 
Su vida cambió la mañana de un 15 de agosto de 2006. Su madre, la empresaria judía Miriam Fefer, fue hallada muerta en su habitación. La estranguló con un cable de computadora un sicario, se presume que por encargo de su propia hija, Eva Bracamonte Fefer y su pareja sentimental, Liliana Castro. Luego ambas tomaron posesión de la residencia de San Isidro en la ciudad de Lima, y de la empresa más poderosa, Sideral. A los pocos meses, en mayo de 2007, botaron a Ariel de la casa. 

Parecía el crimen perfecto. Pasaron meses, casi 2 años, sin que la policía tenga ninguna pista, hasta que un sicario colombiano recluido una cárcel de Salta, Argentina, alardeó entre celdas que en Perú asesinó a una empresaria peruana por encargo de su propia hija. En diciembre de 2008 la policía peruana pidió a las autoridades argentinas que se le haga una prueba de ADN. Se comparó la sangre del sicario con restos de sangre encontrados en las uñas de Miriam Fefer. En abril de 2009 Ariel al fin supo quién mató a su mamá: Alejandro Trujillo Ospina. ¿Pero quién le pagó a este tipo? Ariel siguió apareciendo en medios y presionando a la fiscalía. El 8 de setiembre de 2009 su hermana Eva y la compañera sentimental de su hermana, Liliana fueron capturadas y recluidas en el penal de Santa Mónica. Una llamada telefónica del celular de Miriam Fefer a su hija minutos antes de su muerte (que Eva nunca mencionó a la policía), y relaciones de Liliana con narcotraficantes ligados a Alejandro Trujillo, fueron los indicios más fuertes para detenerlas. Ariel cree que ellas planearon el asesinato de su madre, así como cree que perdió a su hermana para siempre.