Breaking News

lunes, 18 de junio de 2012

ABD AL-RAHMAN I

(?, 734-Córdoba, 788) Primer emir independiente de al-Andalus (755-788). Nieto del décimo califa omeya de Damasco, consiguió escapar a la matanza que diezmó su familia durante la revolución que llevó a los abasíes al poder, en el 750. Durante los años siguientes vivió como un fugitivo, hasta que en el 755 llegó a las tierras de la tribu beréber de Nafza, en la costa mediterránea de Marruecos. 

Gracias a los lazos familiares que le unían a esta tribu, ya que su madre pertenecía a ella, se ganó su apoyo y protección, tras lo que empezó a maniobrar para asegurarse también la fidelidad de las tropas sirias que su abuelo Hisham había desplegado en la península Ibérica. Una vez conseguido esto, desembarcó en Almuñécar y encabezó una revuelta contra el gobernador Yusuf al-Fihri, al cual derrotó en las afueras de Córdoba. Se proclamó así emir de al-Andalus, e inició un reinado de treinta y tres años que llevaría a consolidar una entidad musulmana independiente del califato.

Para lograrlo hubo de superar grandes dificultades, ya que los abasíes de Bagdad no se resignaron a dar por perdidos los territorios de al-Andalus y patrocinaron múltiples conjuras y rebeliones que fueron reprimidas con gran esfuerzo. También tuvo que superar las tensiones internas resultantes de la disparidad de pueblos y culturas que, dentro del Islam, convivían en su emirato peninsular: árabes, sirios, beréberes, mozárabes…

Los levantamientos más peligrosos fueron los protagonizados por el antiguo gobernador, la revuelta de los beréberes asentados en la zona de Cuenca y, sobre todo, la rebelión, en el 777, de diversos caudillos árabes del nordeste peninsular, que contaron con el apoyo de Carlomagno, aliado de los Abasíes. Por fortuna para Abd al-Rahman, Zaragoza no cayó en poder de las tropas francas, por lo que los cristianos tuvieron que repasar los Pirineos. En el curso de esta retirada, su retaguardia fue aniquilada en una emboscada de los vascones en Roncesvalles.