Breaking News

miércoles, 3 de agosto de 2011

FERNANDO ZEVALLOS GONZÁLES



Fernando Melciades Zevallos González, también conocido como Fernando Melciades Zevallos Gonzáles, es el fundador y dueño de lo que fue Perú aerolínea más grande 's, Aero Continente . La aerolínea opera desde 1992 hasta 2004, pero se vio obligado a cerrar ese año después el señor Zevallos se añadió a la lista de los Estados Unidos de las drogas capos y Aero Continente se colocó en una lista negra de empresas con vínculos con el narcotráfico . Los movimientos impedido que las empresas estadounidenses hacer negocios con la compañía aérea. Esto significa que Aero Continente no puede comprar piezas de repuesto para su aviones de fabricación estadounidense, ni asegurar ellos. Muy pronto se derrumbó.


Zevallos nació el 8 de julio de 1957 en Mariscal Cáceres Provincia , Región de San Martín , Perú. Se graduó en la Fuerza Aérea del Perú de la Academia, convirtiéndose en piloto. En 1976 y tras la muerte de su padre, se retiró de la Fuerza Aérea de cuidar la herencia de su padre. Había heredado una considerable cantidad de dinero. En 1978, el gobierno peruano inició una campaña de incentivos fiscales para las empresas que invirtieron en la selva peruana. La familia Zevallos decidió incorporar un taxi aéreo compañía llamada Tausa, con el objetivo de ofrecer servicios aéreos a las aldeas de la selva peruana, que no fueron atendidos por el transporte terrestre adecuado. La compañía no tuvo éxito y Zevallos emigró a los Estados Unidos .


Durante este periodo, fundó una nueva empresa, Aero Continente. A finales de 1994, se estableció en los EE.UU. de forma permanente, que lo impulsaron a renunciar a sus acciones de la compañía. Renunció a la junta directiva de Aero Continente en enero de 1995, después se convirtió en un asesor.


Aero Continente creció hasta convertirse en una de las aerolíneas más importantes del Perú. Pero en la víspera de la Copa América de 2004 en el Perú, Aero Continente se basa. Las persistentes denuncias de lavado de dinero y tráfico de drogas había perseguido a la compañía durante años. En este punto, las autoridades de EE.UU. añadió Zavallos a su lista de capos de la droga. No pueden obtener seguros para su flota, Aero Continente se basa.

Las acusaciones y los cargos
Fernando Zevallos ha sido objeto de más de 30 investigaciones por los EE.UU. Drug Enforcement Administration , aunque ninguno de ellos se han asegurado la existencia de condenas. De hecho, no una sola investigación proporciona evidencia suficiente para acusar a Fernando Zevallos, incluso de algún delito. En 2004 fue puesto en la lista de los Estados Unidos de capos de la droga bajo la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico , el etiquetado de él uno de los principales traficantes de drogas en el mundo. Terry Parham, director de Lima los EE.UU. Drug Enforcement Administration de la oficina, pasó a la historia como la descripción de Zevallos como el "Al Capone de Perú".


El fundador de Aero Continente ha negado cualquier relación con el tráfico de drogas y ha exigido que la prueba de los Estados Unidos muestran gobierno de tales acusaciones. Ni Aero Continente, ni su fundador Zevallos nunca fueron juzgados ni declarados culpables de estas acusaciones antes de su inclusión en la lista. Zevallos ha sido un residente permanente legal de los Estados Unidos por más de 15 años y fue citado a llamar a su inclusión a la política exterior Designación de Cabecillas de Narcóticos ley "inconstitucional", ya que se violó su derecho al debido proceso.


En su país de origen, Zevallos se había enfrentado a acusaciones de asesinato del contrato, el tráfico de cocaína y lavado de dinero, pero nunca había sido condenado por esa acusación. En noviembre de 2005, un tribunal peruano lo declaró culpable de los delitos de narcotráfico. Fue condenado a 20 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos. Esta fue su única condena, y fue condenado más de un año después de su inclusión en la Ley de Cabecillas controversial. Abogado de Zevallos afirma que es debido a la tremenda presión de los Estados Unidos, la Drug Enforcement Agency (DEA) y la administración Bush, una condena en el Perú era sólo cuestión de tiempo. Zevallos apelación de defensa está aún pendiente, debido a ser oído por Corte Suprema del Perú. Zevallos también ha presentado una queja ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos .

En noviembre de 2006, las acusaciones surgieron a sugerir Zevallos tenía profundos vínculos con Perú al ex espía jefe, Vladimiro Montesinos . Las acusaciones fueron hechas por condenado narcotraficante Jorge Chávez Montoya Polaco. El fiscal del Estado para el caso había recomendado para que el caso se cierre, ya que no hay pruebas para demostrar las acusaciones. Ambos Zevallos y Montesinos han negado cualquier vínculo.


Zevallos es un reto en la actualidad el gobierno de Estados Unidos a entregar pruebas de sus acusaciones. Se dice que está preparando una demanda contra la Administración Bush con el fin de ser sacado de la lista, pero no tiene fondos suficientes.


Miembros de la familia Zevallos han contactado a la ACLU en varias ocasiones para solicitar ayuda. La ACLU ha decidido que los derechos constitucionales en los Estados Unidos sólo se aplican a algunos. Zevallos ha sido citado de decir "por desgracia, incluso en los Estados Unidos, cuando una marca es capo de la droga a bis, ya no importa si es culpable o inocente, nadie está dispuesto a ayudar.


Además, en julio de 2007 fue acusado de presuntamente conspirar para violar los Cabecillas de Narcóticos de Relaciones Exteriores Ley de Designación de (la Ley de Cabecillas). El propósito de la Ley de Cabecillas es negar importantes narcotraficantes extranjeros, sus empresas relacionadas, y sus agentes el acceso al sistema financiero de EE.UU. y de todo el comercio y transacciones relacionadas con empresas de EE.UU. y los individuos. Esto se hace con el fin de crear una dificultad económica en los supuestos traficantes extranjeros de narcóticos. Una persona extranjera se define como "cualquier ciudadano o nacional de un Estado extranjero o cualquier otra entidad no constituida bajo las leyes de los Estados Unidos, pero no incluye a un Estado extranjero".


Defensa de Zevallos alega que después de Zevallos no es un ciudadano americano, entonces no podría haber violado la Ley de Cabecillas, y que si su condición de residente de los Estados Unidos lo hace capaz de violar la Ley de Cabecillas. Entonces no debe estar en la lista en el primer lugar, ya que el pivote central Extranjeros del Narcotráfico Ley de Designación está dirigido a los extranjeros, no residentes o ciudadanos estadounidenses.


En septiembre de 2007 una solicitud, en nombre de Fernando Zevallos, fue presentado al Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida, solicitando que sea extraditado a los Estados Unidos de América para enfrentar cargos. Perú y los Estados Unidos tienen un tratado de extradición que permite la extradición de personas por un corto período de tiempo específico, mientras que en espera de juicio o después de la condena. La petición fue denegada, pero la defensa de Zevallos ha solicitado su extradición a los Estados Unidos de nuevo en enero de 2009. Los resultados todavía están pendientes.

Notiacia recogida de la Pagina Web de el diario El Comercio (03.08.11.)
El sentenciado por narcotráfico Fernando Zevallos volverá al banquillo de los acusados para enfrentar una nueva acusación por comercialización de drogas, por la que podría recibir más de 50 años de prisión, informó “América Noticias”.

El que fuera propietario de la desaparecida aerolínea Aerocontinente es acusado por el Ministerio Público por los delitos asociación ilícita para delinquir, favorecimiento, financiamiento y macrocomercialziación a nivel nacional e internacional de alcaloide de cocaína, entre otros.

El fiscal superior contra el crimen organizado ha solicitado una condena de 56 años contra Zevallos Gonzales, cuyo juicio oral comenzará este miércoles ante la Sala Penal Supranacional.

De acuerdo con “América Noticias”, las acusaciones en contra del también empresario, quien ya cumple una condena de 20 años de prisión, se sustentan en una serie de testimonios y documentos de la DEA que vinculan a Zevallos en tráfico de drogas desde la década del 80.

En este proceso también está comprendido Jorge Chávez Montoya, alias ‘Polaco’.